Sillas de Oficina para teletrabajo.

Sabemos de la importancia que en estos momentos está adquiriendo teletrabajar desde nuestros hogares. Por este motivo, Aulamobel quiere ofrecerle el mismo modelo de silla con el que está acostumbrado a trabajar en su día a día. Entregas rápidas en tan solo 48 horas, garntizadas en su domicilio particular o empresa y sin cantidad mínima de compra.


Las Sillas de Oficina, un buen aliado del teletrabajo

Desde hace algunos días son muchos los españoles que han tenido que optar por un sistema de trabajo desde casa, teletrabrajo. A la hora de elegir una silla de oficina, debemos conocer ciertos criterios a tener en cuenta y que nos permitan mantener una buena higiene postura y cumplir correctamente con nuestra jornada de trabajo.

Hay que tener en cuenta el espacio de trabajo que tenemos y para ello poder elegir entre un sillón de oficina o silla. Los sillones siempre serán de respaldo alto y de dimensiones algo superiores a una silla. Estos, en la mayoría de los casos, se tapizan en tejidos plásticos imitando a la piel o incluso en piel.

¿Qué detalles debemos conocer?

Los asientos, por norma general, estarán siempre tapizados. Elija siempre un tejido transpirable y fácil de lavar. Los asientos se diferencian además por su ergonomía.

El tamaño del respaldo. Siempre buscaremos aquel que mejor se adapte a nuestros zona lumbar. Este podrá ir dotado de apoyo ajustable en altura y presión. A su vez, dispondrá de respaldo en malla, transpirable y ligero, o respaldo tapizado.

Sistema de movimiento.Este aspecto es probablemente uno de los mas importantes a tener en cuenta y sería comparable al motor de un coche o al procesador de un ordenador.

Sistema Basculante. Permite la basculación conjunta de asiento y respaldo. Es muy útil para un correcto movimiento dentro de tu área de trabajo o simplemente para tomarte unos segundos de descanso.

Sistema sincronizado. Este es un movimiento acompasado entre asiento y respaldo o explicado de otra manera, el sistema reclina hacia adelante o hacia atrás el respaldo a la vez que ajusta el asiento. Podemos detener el sistema en cualquier punto y dejarlo ajustado en la posición que mejor se adapte a nosotros.

Los brazos. Para que una silla de oficina sea optima y funcional debemos dotarla, siempre que el espacio de nuestro escritorio lo permita, de unos brazos. Estos pueden ser fijos o regulables en altura. Su correcto uso permitirán que nuestros brazos queden siempre apoyados y por tanto nuestros hombros y cuello mucho más descansados.

Otro buen aliado a la hora de elegir nuestra silla es el cabecero. Aunque no es un elemento que este en continuo contacto con nuestra cabeza, nos permite en cierto momentos de trabajo, relajarnos y estirar así hombros y cuello.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

× ¿Cómo puedo ayudarte?